4.11.08

CONTRA BOLONIA: nos sobran los motivos // [6] División entre grado y postgrado

Y así, poco a poco llegamos, sin duda alguna, al tema estrella de Bolonia; la separación de estudios, que asienta ya el golpe definitivo a la libertad y autonomía universitaria.

La nueva formación educativa se divide en dos ciclos claramente diferenciados; el grado y el postgrado (a veces aparece como grado y pregrado).

El grado, serviría a grandes rasgos para la introducción y adaptación al mercado laboral, fomentando una flexibilidad de los estudios a las necesidades del mercado. Es lo que actualmente equivaldrían a las licenciaturas, y son los conocimientos básicos y mínimos de una determinada materia que, una vez cumplidos, la universidad y las empresas los ven como suficientes para empezar desde jóvenes a precarizarse en el futuro empresarial. Así, es la formación suficiente para empezar a trabajar, pero insuficiente de conocimientos como para acceder a un puesto estable y bien remunerado, con lo cual se fomenta la inestabilidad (apoyadas por las ETT’s) y precariedad laboral de l@s jóvenes. Será lógicamente este grado el que más interese a las empresas al ser de donde sacan más provecho económico, y poniendo énfasis económico en que la mayoría de alumnos se queden aquí.


El postgrado, por su parte, implica una mayor especialización de los estudios, y sostenido a base de masters y doctorados como complemento a las licenciaturas o grado base. Solo con ambos niveles se reconoce una formación plena y satisfactoria. El problema está en que, normalmente, estos postgrados implican un gasto de tiempo y dinero que no todos los alumnos tienen y por tanto, no todos pueden acceder a él ni tener una formación plena, únicamente por motivos económicos, siendo esta la auténtica cara de la Europa del capital.


Ya en algunas carreras se han llegado a ver masters de 6.000 euros (casi un millón de las antiguas pesetas) como en Historia de América, de 1.400 en Historia Contemporánea, o el famoso postgrado del TED/CAP, que de los 400-200 euros respectivamente que costaban ahora pasarán a uno solo, el TED, de 2.000 euros, lo cual supone un despropósito para aquellos que no posean una situación económica acomodada (que es la que promociona el sistema de créditos europeos al modo de las universidades estadounidenses, donde como tod@s sabemos, sus alumn@s no suelen pasar por dificultades económicas).


Así, es aquí donde se muestra más claramente la segregación y elitización social, de forma que a lo que van a optar la mayoría, al grado, es un mero pase al mercado laboral, y el postgrado es el que realmente marca la diferencia de cualificación, formación y especialización, y sólo para aquellos que puedan pagárselo. Esto es, con Bolonia no tod@s vamos a tener las mismas oportunidades y retrocedemos 40 años en el nivel de calidad de la educación pública en el Estado español.

Por si esto fuera poco, se denota como el disponer de una economía personal acomodada, podrá hacer que una persona estudie cualquier tipo de master indistintamente si tiene formación previa o no.


L@s estudiantes que paguen podrán acceder a un postgrado que tenga o no que ver con el grado previo de formación básica estudiado, por lo que se puede dar fácilmente el caso de que un/a alumn@ que no haya estudiado medicina en su vida pueda acceder a un ciclo de especialización, mientras aquell@s que han estudiado un grado de formación previa si no tienen una base económica adecuada se queden sin completar su ciclo formativo y no puedan continuar con sus estudios. En este caso, la ANECA, que se encarga de gestionar el sistema de créditos en cada licenciatura da el visto bueno a esta situación y no pone pegas a ello.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"Así, es la formación suficiente para empezar a trabajar, pero insuficiente de conocimientos como para acceder a un puesto estable y bien remunerado, con lo cual se fomenta la inestabilidad (apoyadas por las ETT’s) y precariedad laboral de l@s jóvenes"

Yo tengo una titulación de Ingenieria técnica y tengo trabajo fijo y un sueldo de 60.000 €, cobrando más que algunos ingenieros superiores. ¿Donde me discriminan? En la administración publica con los famosos niveles A y B

"se denota como el disponer de una economía personal acomodada, podrá hacer que una persona estudie cualquier tipo de master indistintamente si tiene formación previa o no."

Esto es una falacia. Para acceder a un postgrado es necesario tener un titulo de grado. Tengo bastantes compañeros con postgrados que se los han hecho una vez han empezado a trabajar.

EN EEUU donde las universidades tienen más prestigio, Las escuelas de Leyes, Medicina y periodismo son carreras que exigen tener un grado antes.

¿Es malo que un estudiante con el grado en filologia se saque un master de especialización de informatica relacionada con la linguistica, por poner un ejemplo?

JLC dijo...

colega, ¿vienes del futuro a decirnos lo bien que te fué con el plan Bolonia o qué?

Anónimo dijo...

Este es un cenizo y nos quiere restregar lo que gana!

Anónimo dijo...

No chavales no intento restregaros lo que gano. Simplemente os comento que en las Ingenierias ya existe algo parecido a los grados que es la ingenieria Superior y la ingenieria tecnica y no por ser un ingeniero tecnico se cobra una miseria , o se obtiene solo trabajo precarizado.Bueno, para los de letras será una putada porque ya sólo podrian optar a los niveles B de la administración